miércoles, 1 de octubre de 2014

LA CRÓNICA | La revolución la dio el dragón Karim (1-2)


El Real Madrid ganó por la mínima al Ludogorets y ya es líder en solitario del grupo B de la Champions. Un inspirado Karim Benzema dio la revolución necesaria que necesitaba el partido. El Ludogorets no dio sintomas de equipo pequeño y plantó cara en todo momento.

ALEIX GENERÓ - LA CRÓNICA

El equipo de Carlo Ancelotti tenía ante si una oportunidad única para colocarse líder en solitario antes del doble compromiso contra el Liverpool (el aspirante a serlo). Se las veria frente al novel de la competición: el Ludogorets. No se dejen engañar por la poca experiencia de estos en el continente europeo ya que han dado un buen espectáculo y han desmoralizado por momentos al campeón de Europa. Se tuvo que recurrir a Karim Benzema, Kroos y James para sacar de Sofía los tres puntos. 

Los tres futbolistas mencionados anteriormente, no salieron de la partida pero dieron el aire fresco que necesitaba un gris Real Madrid. Los madridistas se toparon ante un 'hueso' que estuvo a la altura del partido en todo momento. El Ludogorets tanto se creyó su papel, que en el 6' de partido ya iba ganando. Un balón parado. Ese eterno disgusto del cuadro blanco (hoy negro) costaría nuevamente el gol de Marcelinho. Para hacérselo mirar.

Tras el gol la tónica del choque fue el poco ímpetu de los blancos en la lucha por el empate. Pobre imagen la ofrecida para estrenar la camiseta del dragón, sin llegar en ningún momento a inquietar la portería defendida por Stoyanov (el guardameta búlgaro se erigiría como héroe de los suyos con el paso de los minutos). Hasta que combinaron Cristiano Ronaldo y Isco Alarcón. El malagueño daría al Real Madrid ese punto diferencial que sólo se puede dar con su inmensa calidad y su talento inagotable (con 22 años, algo señalable no cabe duda). 

En esa aprición estelar se colaría Stoyanov que desde los once metros detendría un balón al luso. Dos penaltis en el que tan sólo pudo detener uno. En el segundo la rozó, pero el balón con potencia, como metáfora misma del choque se colaría dentro de la red (la destreza blanca pudo con las ganas búlgaras) Por cierto, el luso ya está a tan sólo dos goles de Don Raúl González Blanco en la lucha por ser el máximo anotador de la historia de la Champions. 69 goles, una brutalidad (de cerca le sigue Messi con 68).

El 1-1 campearía en el electrónico durante muchos minutos. Pudo decantarse por el lado de los hombres de Dermendzhiev pero se decantó por el lado de los hombres de negro (dos interevenciones de mérito de Iker Casillas). Hoy grises hasta la aparición del dragón. Ese dragón llamado Karim que dio ese punto de electricidad que se necesitaba sobre el verde para enchufar al equipo.

El dragón esperó su oportunidad en el banquillo y fue el revulsivo para un choque que demostró el espesor de los blancos. El portagonista principal de la película. Anotaría el gol de la victoria y pudo fabricar varios más. Karim Benzema mordió en busca de la recuperación de la titularidad arrebatada por Chicharito en el día de hoy y demostró que la Champions League es su competición fetiche.

























 

1 comentario:

  1. http://golypunto.blogspot.com.es/2014/10/ideals-i-valors-per-oleguer.html

    Sentirte catalán no es ilícito, pero ¿no sentirte español y jugar con la Roja es correcto? ¿Debería el seleccionador en funciones quitar esa oportunidad? Esta claro que Andrea Pirlo es italiano, no se siente español y por lo tanto a pesar del deseo de todos no puede ni quiere jugar con la selección española, entonces, ¿Por qué hay independentistas catalanes que defienden futbolísticamente nuestro combinado nacional?

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

GIRLSPT.COM - Free cursors