viernes, 13 de junio de 2014

[CRÓNICA] BRASIL 3-1 CROACIA (INAUGURACIÓN MUNDIAL BRASIL)





Sonó el himno de Brasil en el Arena de Sao Paulo y todo el mundo pudo sentir lo que se juega Brasil en este Mundial. Emocionado hasta las lágrimas Julio César, gritando David Luiz fuera de sí y en trance el público en las gradas. Una parte del país está en contra del Mundial y a otra lo único que le preocupa es que la Canarinha vengue el Maracanazo de 1950 el próximo 13 de julio. No era esa la guerra de Croacia, que salió a jugar con descaro y antes del primer minuto ya había tirado a puerta.
Nada tenían que perder los hombres de Kovac, que no se arrugó con las bravatas de Scolari en la sala de prensa y tampoco en el campo. En el 7', Perisic puso un bombón desde la derecha y apareció el veterano Olic para cabecear picado en el segundo palo ganando en el salto a Alves. El balón se marchó fuera por poco. Primer aviso.
A esas alturas, Brasil era un manojo de nervios. La ansiedad del debut estaba pasando factura a los locales y Croacia parecía dispuesto a aprovechar su oportunidad. En el 11', a punto de cumplir 35 años, Olic se coló por la autopista de la izquierda. Por el agujero que había dejado al descubierto Alves. Sirvió un centro raso venenoso al punto de penalti y el balón acabó en las redes tras un mal remate de Jelavic en semifallo que desvió sin querer Marcelo.
Descolocado Brasil, con jugadores perdidos como Alves y otros intentando encontrarse como Neymar, se puso a remar con más empuje que fútbol. Paulinho probó los guantes de Pletikosa con un disparo duro pero centrado en el 20'. En el 22', Neymar hizo equilibrios por la línea de fondo acosado por Rakitic y la jugada terminó con un remate de Óscar que sacó el meta croata con una gran intervención. Dio la impresión de que a Neymar el balón se le había marchado fuera, pero el colegiado Yuichi Nishimura se tragó el silbato.

Neymar tiró de Brasil

Más coraje demostró el japonés al amonestar al futbolista del Barça por meter el codo en el mentón al madridista Luka Modric en un salto. La acción demostró que Neymar estaba enchufado, metido de lleno en el partido. Dos minutos después se hizo hueco por el centro y se sacó un remate raso y colocado al palo que Pletikosa nunca alcanzó. Tenía que ser él, convertido en auténtico líder de la Canarinha, quien enderezase el rumbo del partido para los suyos. Aparecía necesariamente en todas las jugadas de peligro para prender la mecha. Sin Neymar no hay samba en Brasil.
Al descanso, la sensación era que el anfitrión lo terminaría de arreglar en la segunda parte. Por jugar en casa, por historia... y por Neymar. Tras una ceremonia de inauguración discretita, el espectáculo iba a correr de cuenta del árbitro. El efecto sorpresa de Croacia se estaba difuminando a la vez que Modric se veía incapaz de cargar con todo el peso de su selección. Fue el mejor de los suyos, pero echó de menos que Rakitic le echase una mano. Se lo tomó con demasiada tranquilidad Brasil, confiado en su mayor talento. En la ayuda divina y en la terrenal.
Corría el minuto 71 cuando Nishimura apareció en escena señalando un inexistente penalti de Lovren a Fred. Contra el 'caserismo' no hay ojo de halcón que valga. El delantero brasileño se dejó caer de espaldas sin ningún tipo de discusión y el japonés pitó encantado penalti mientras los croatas le rodeaban. Pletikosa adivinó el lanzamiento de Neymar pero el balón terminó entrando. Tenía que ganar Brasil y ganó. Por si acaso, Óscar cerró la cuenta en el 91' con un remate pegado al poste que premió su gran partido. Antes, el colegiado japonés había anulado un gol a Perisic por una falta más que probable de Olic a Julio César.

VÍA marca.com








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

GIRLSPT.COM - Free cursors